DON CLEMENTE ES UN EXTRAORDINARIO EJEMPLO A SEGUIR; ÉL ESTUDIO CON EL IHEA

El interés por aprender y adquirir nuevos conocimientos y habilidades fueron los motivos de José Clemente Ortiz Martínez, quien a sus 55 años de edad, concluyó su educación primaria y actualmente cursa la secundaria en el círculo de estudio “Jardín de los Forjadores” que se ubica dentro de las instalaciones del Hospital General de Pachuca.

Para el Instituto Hidalguense de Educación para Adultos (IHEA) está historia de vida motiva a otras personas adultas para continuar sus estudios de educación primaria y secundaria como lo ha logrado Don José Clemente, de quien sus hijos que cuenta con posgrado, se encuentran orgullosos de su padre a pesar de que le decía ”para que estudias, sí ya lo tienes todo en la vida”.

Originario del municipio de Chachahuatlán, Puebla, lugar de donde fue alcalde en el periodo de 1999-2002 y suplente en el 2012. Llegó a Hidalgo por cuestiones comerciales y se quedó a radicar en este lugar desde hace 30 años, es hablante de la lengua Náhuatl de la sierra de Puebla, donde siempre ha tenido interés por ayudar a sus paisanos por lo que decidió contender para alcalde. Le gusta la política y el comercio, esté último le ha permitido desarrollar la habilidad matemática.

Para Clemente Ortiz, es una gran satisfacción concluir sus estudios de primaria, dice que todo el esfuerzo es recompensado, desea continuar sus estudios. Nos platica, que lo que más le gusta son las matemáticas que se le facilitan por lo que sería posible para él llegar a estudiar Contabilidad. Sin embargo, el aprender todo lo relacionado con las figuras geométricas le ha resultado muy interesante; al igual que la historia de las culturas indígenas, los derechos humanos, pero sobre todo de los indígenas, además señaló que aprovecha todas las cosas nuevas y las lleva a la práctica a las comunidades que por cuestiones de política él visita y les expresa la importancia de aprender a leer y a escribir.

Invitó a toda la población, “pero más a los adultos mayores a estudiar, indicó que “el estudiar brinda mejores oportunidades y ofrece una mejor calidad de vida, aún y cuando te sientas estable, tus hijos ya crecieron y estudiaron. Es momento de hacer algo para nosotros”.

Don Clemente es una persona muy querida no solo en su pueblo, sino también en el círculo de estudio, el cual es atendido por la asesora educativa Hortensia Zapata Breña quien lleva 13 años como figura solidaria para el IHEA a quien agradeció su paciencia y a la técnica docente Olga Lidia Hernández, por el desempeño, indicó que su labor es motivador y un compromiso ejemplar para beneficio de niñas, niños, adolescentes y adultos que en su momento y por cuestiones diversas no pudieron estudiar en un sistema escolarizado.