APRENDIENDO A CONTAR MAÍZ Y FRIJOL

Después de realizar una larga jornada laboral en el campo y sembrar maíz y frijol alimentos básicos para el consumo familiar, Isaac Sánchez Cruz, realiza un gran esfuerzo por asistir al círculo de estudio que está ubicado a una hora y media de su casa, que se encuentra en la localidad de Montecillos, del municipio de Atotonilco el Grande.

A la edad de 68 años de edad Isaac decidió estudiar su primaria, ya que argumenta que cuando fue niño, nunca asistió a la escuela para aprender a leer, escribir, sumar y restar; por lo que para él, representa un gran logro y esfuerzo que se ve reflejado en su trabajo en el campo.

Para Isaac, su familia es su motivo para estudiar ya que comenta que sus nietos son un gran apoyo, porque cuando se le dificulta algo, ellos se encargan de enseñarle, y él a su vez les enseña a sus nietos a ser pacientes ofreciéndoles su apoyo emocional, sus consejos y conocimientos adquiridos a lo largo de su vida.

Nos platica que le gustaría que su esposa aprendiera también a leer y escribir, pero por la edad, se le dificultaría bastante, ya que no puede ver y caminar por lo que sería difícil para ella trasladarse al círculo de estudio.

Señala que lo que le gusta aprender son las letras y números, pero sin duda alguna, lo que le sorprende es que ya sabe escribir su nombre y firmar, “esto me sirve para el trabajo ya que realizó las cuentas de lo que cosecho, el tiempo y hasta cuanto sobra para vender”, indicó.

Agradece todo el apoyo, a Aseneth Díaz Ospino, su asesora educativa por ayudarle a no darse por vencido ya que indica que es importante que se tenga la decisión de querer aprender, detalló que “los conocimientos adquiridos se pueden utilizar siempre que sea necesario, además que se dependerá menos de terceras personas y se podrá tomar decisiones sin necesidad de tener que consultar estas con nadie más que con uno mismo”.