ENSEÑANDO EL ARTE DE LA ESCRITURA Y LECTURA A MEXICANOS

“Cuando un adulto mayor aprende a leer y escribir, me da una gran satisfacción porque se trata de personas que a pesar de su edad, siempre estarán agradecidas de saber cosas nuevas”, señaló Aseneth Díaz Ospino.

Aseneth, es desde 2010, asesora Educativa del Instituto Hidalguense de Educación para Adultos (IHEA), de nacionalidad colombiana, considera que la educación es lo más importante para que un país crezca social y económicamente, “no importa el lugar donde te encuentres, la clase social, o la actividad que realizas, si estas interesado en aprender, crecerás como persona y la calidad de vida mejorara”, afirmó.

Nos platica, que es trabajadora social y le gusta hacer labor con la gente, por ese motivo le gusta ayudar y se siente satisfecha de asesorar a personas que se encuentran en comunidades alejadas, “el esfuerzo que realizan mis educandos es impresionante, se les ve las ganas de aprender a leer y escribir, cada cosa que hago, lo realizó con amor, para que esas personas te puedan recordar como algo bueno que hiciste por ellas”, detalló.

El circulo de estudio en donde Aseneth, ayuda a los adultos mayores a leer y escribir se encuentra ubicado en una tienda que es propiedad de la señora Patricia, en la localidad de Montecillos, del municipio de Atotonilco el Grande, Hidalgo, la asesora educativa nos comenta que la tienda se encuentra enfrente de una escuela Primaria, un Preescolar y un Centro de salud, y ella aprovecha la ubicación para poder invitar a más gente para que sea alfabetizada.

Además señala que su estrategia para enseñarles matemáticas es que las educandas realicen un mercadito y entren a la tienda y finjan comprar algunos productos y así se enseñan a conocer los números y saber sumar, restar y multiplicar, también aprovechamos la tienda para identificar algunas letras que vienen en los productos.

Nos informa que otra estrategia es, platicar con la enfermera del Centro de salud para poder saber cuándo las educandas van a tomar capacitación o cuando acuden a realizar algún estudio, o quien está embarazada y acude a revisión y con ella deja información para avisarles sobre el círculo de estudios “tenemos que aprovechar todo lo que nos quede cerca la escuela, el centro de salud, la urvan (transporte público), el hospital y hay gente que ha sido un gran apoyo para que más personas decidan estudiar”.

La asesora educativa añadió que como parte de la estrategia es la visita casa por casa y recordó una anécdota de sus múltiples visitas ”estaba caminando en alguna ocasión por una tramo de terracería, llevaba aproximadamente una hora de camino, cuando de repente sale una víbora, me quede paralizada no supe que hacer y lo único que se me ocurrió fue correr. En otra ocasión, llegué a una casa y. –yo- no conocía a los guajolotes y como llegue tan agitada me empezaron a picotear”, señaló que esas son las vivencias que tiene que pasar día con día para convencer a más gente de que aprenda leer y escribir.

Finalmente nos platica que se siente muy bonito cuando los educandos agradecen, pero se siente mucho mejor cuando los ve aprendiendo, “lo único que yo hago es darles un empujoncito, porque el mérito es de ellos”, detalló.