MADRE ADOLESCENTE CONTINUA SUS ESTUDIOS CON PROMAJOVEN

Para Mariana Melo García, el convertirse en mamá, no le es un impedimento para continuar sus estudios de secundaria, con apenas 14 años de edad, tiene un bebe de tan solo 6 días de nacido.

Mariana es acreedora a una beca del Programa de becas de apoyo a la educación básica de madres jóvenes y jóvenes embarazadas (Promajoven), el cual promueve la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) y el Instituto Hidalguense de Educación para Adultos (IHEA), para que las madres jóvenes o jóvenes embarazadas terminen su Educación Básica.

Nos platica que decidió retomar sus estudios para darle una mejor vida a su bebe, ya que en este momento es una motivación para seguir avanzando.

Desea terminar el segundo grado de secundaria y después estudiar la educación media superior, para ella es muy importante continuar sus estudiando ya que considera que le abrirá la puerta en el ámbito económico y social.

Mediante el programa de Becas, Promajoven, que beneficia a mujeres que enfrentan la maternidad desde los 12 a los 18 años con once meses, se contribuye a que las adolescentes, en situación de vulnerabilidad social, que viven la maternidad y el embarazo temprano, que no pudieron iniciar o abandonaron sus

estudios de educación básica, tengan la oportunidad de comenzar, reincorporarse, permanecer y concluir este nivel en cualquier modalidad educativa pública en la entidad.

Agradece el apoyo que se le brinda para seguir estudiando, ya que en este momento, le es de mucha ayuda su beca que consiste en el otorgamiento de un apoyo económico mensual por un máximo de 10 meses al año, de acuerdo con el tiempo que le falte a la alumna para concluir sus estudios de educación básica o con la fecha de ingreso a la beca.

Asimismo, recomienda “a las adolescentes embarazadas o bien a las que ya tiene un bebe, que no se desanimen que hay instituciones que ofrecen becas para estudiar, y que así como ella pueden continuar su educación, nos platica que el camino es difícil, cuando además de estudiar tiene que atender a un hijo, pero no es imposible, con esfuerzo y dedicación si se lo proponen ellas pueden salir adelante”.

Cabe hacer mención que el pasado mes de abril el Secretario de Salud, José Narro Robles, informó que en 2016 se registraron las cifras más bajas de los últimos 30 años en embarazos en niñas y adolescentes, al ocurrir 9 mil 555 nacimientos en menores de 14 años y 389 mil 585 entre jovencitas de 15 a 19 años.

El titular de Salud detalló que de acuerdo con la Estrategia Nacional de Prevención del Embarazo Adolescente (ENAPEA), la meta para el 2030 es erradicar el embarazo en menores de 14 años y reducir en 50 por ciento la tasa de fecundidad en la población de 15 a 19 años.