APRENDIENDO A LEER Y ESCRIBIR EN HÑÄHÑU

A sus 61 años de edad, Juan Felipe Hormiga Ángeles, es un adulto mayor que esta interesado en alfabetizarse, por lo que acude a recibir asesoría cada viernes al círculo de estudio que está ubicado en la localidad de El Deca, en el municipio de Cardonal Hidalgo..

Con el anheló de adquirir mayor conocimiento, pero sobre todo de convivir con gente y pasar un rato agradable, es que Juan Felipe decide buscar un lugar para realizar las actividades que son de su agrado “busque este círculo de estudio para poder aprender y pasar un agradable tiempo con la gente de mi comunidad”, indicó.

Con el mínimo conocimiento en la lectura y escritura, Juan Felipe ha pasado gran parte de su vida, haciendo el esfuerzo por aprender a escribir su nombre completo o bien leer un libro o un cuento, pero las dificultades de la vida lo han puesto en situaciones difíciles, y le ha sido imposible culminar sus estudios, pero poco a poco avanza.

Expresó que “ahora que ya encontré este lugar para aprender a leer y escribir, no lo desaprovecharé, además aquí puedo hacer otras actividades, como cantar, bailar, pintar, y esto me llena de alegría“, señaló.

Después de que termine con la alfabetización, quiero estudiar la primaria y secundaria, no importa que sacrificio tenga que hacer para lograrlo, pero es un compromiso que hago conmigo mismo,” añade Juan Felipe quien tiene que caminar una hora para llegar al círculo de estudios de El Deca.

La alfabetización para personas jóvenes y adultas forma parte de la primaria y se le llama nivel inicial y es sumamente importante para que una persona pueda desarrollar al máximo sus capacidades, y, sí es verdad que costará mucho más conseguir un buen trabajo, pero después, será más fácil poder comunicarse con otros ya que saben leer y escribir ideas.

Platica que en el círculo de estudio, donde acude las asesoras le enseñen en su lengua materna que es el hñähñu, ya que se le facilita el aprendizaje, además de que día a día lo motivan para cumplir su sueño.

Finalmente Juan Felipe agradece el apoyo que le otorga el IHEA, y las asesoras educativas por ayudarlo en todo momento, y por darle la oportunidad de adquirir nuevos conocimientos, comenta que las cosas que aprendió de niño, ahora las está complementado y eso le hace muy feliz.